lunes, 4 de septiembre de 2017

7 ideas para renovar con éxito la energía de tu hogar

Quiero aprovechar que has disfrutado de tu tiempo de vacaciones y que por el momento te sientes bien y relajad@. Reconoce que con ganas de llegar a tu casa.

¿Qué no es así? ¿que no te apetece llegar a casa?

Entonces siento decirte que tienes un problema. Pero afortunadamente te encuentras aquí leyendo y nunca dejamos de aprender...


Si no te apetece llegar a casa, tienes un problema.

Podemos aprender qué:
Si queremos obtener resultados diferentes tenemos que hacer cosas diferentes y "renovarnos".
Necesitamos que nuestro entorno se encuentre limpio y organizado. Esto, cuando llegas de vacaciones con una familia, puede parece "misión imposible".

Para organizarnos vamos ha empezar por acciones pequeñas, ¿te parece?. Antes de seguir, en el caso de que tengas niños, recuerda que ellos hacen lo que ven y son nuestro espejo.

¡Empezamos!

1 Vaciar maletas y organizar la ropa. Lo que este limpio se puede  colgar.

2 Si te dejáste algún montón de papelitos, publicidad, etc, ¡todo fuera!

3 En las mesas, mesitas, consolas, solo lo necesario. Nada de dejar todo por todas partes, todo tiene su sitio.

Antes de seguir, piensa que lo que consigues con estos hábitos es positivo y que te traerá muchos beneficios.

Ya hemos dicho que necesitamos estar rodeados de limpieza y orden (bases fundamentales de Feng Shui)

Nuestra casa esta viva y requiere que con los cambios de estación renovemos y adecuemos algunas cosas.

4 Es el momento de renovar: almohadas, ropa de cama, cojines, mantitas del sofá etc. Esta renovación es una gran oportunidad para revisar colores y motivos y adecuarlos al momento actual que estamos viviendo.

Nota: puedes revisar los tutoriales en el canal Youtube de Equilibrio Feng Shui sobre los elementos, será mucho más fácil escoger motivos decorativos y colores para potenciar el elemento que necesites.

5 Aprovechando que estás organizando la ropa de las vacaciones, revisa y pon orden en el armario y cualquier otro tipo de almacenaje que dispongas. Te sorprenderá la motivación que te entrará para seguir ordenando.

6 Ordenando te has dado cuenta que necesitas, o te apetece, renovar los textiles de alguna de las habitaciones. Es un buen momento para escoger texturas y colores nuevos. Este gesto te proporcionará a tí y los tuyos una gran satisfacción y confort.

7 Esto quiero que te lo grabes: si algo nuevo entra algo viejo debe salir. Es así.
    (Palabra de Chí)




Con estas acciones de cambio los resultados serán los siguientes:

  • Mejora tu estado de ánimo.
  • Te sentirás orgullos@ de conseguir un objetivo. (Sea el que sea)
  • Mejora tu autoestima y confianza.
  • Limpiar y ordenar es un "ansiolítico natural", ya que la sensación de sentirse cansado después del trabajo hace que nos relajemos y podamos estar tranquilos.
  • Tendrás ganas de ser más sociable e invitar a tu casa.
  • La paz que sentimos al saber que "tenemos nuestros asuntos en orden" no tiene precio.





El valor del orden es uno de los primeros que se aprenden en la vida, ya que ayuda a darle a cada cosa su lugar.

Los padres debemos enseñar a los niños esta disciplina. Algo tan básico ayuda a descubrir los niveles de prioridad a lo largo de nuestra vida. 

A los pequeños se les inicia en el "orden" sobre los 6 meses de edad y dura hasta los 4 años. Durante este periodo el peque interioriza las "reglas y normas".





El "orden" no solo es bueno a nivel externo, sino que a nivel interno ayuda a organizar nuestros pensamientos y mente.

Un niño que aprende a vivir en un hogar ordenado, interpreta el mismo como un ambiente "armónico y relajado" (no lo digo yo, lo puedes comprobar en cualquier artículo sobre psicología infantil😉).

Espero que introduzcas en tu día a día estos hábitos de renovación para llenar de nueva energía tu casa.


¡Que un chi de lo más renovado te acompañe!





2 comentarios:

  1. Anónimo6/9/17 2:57

    Me encantan tus artículos, siempre motivadores. Un abrazo Montse.��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho leer tus palabras, mi intención es esa motivar¡¡ Todos cuando escribimos tenemos una intención u otra, no sabes lo que me alegra llegar a mis lectores de esta manera. Gracias por tomar la molestia de escribir estas palabras.

      Eliminar

¡Es muy importante para mi, tu opinión! Gracias por visitar el blog.