martes, 26 de mayo de 2020

Feng Shui, cocina y salud

La cocina es sin duda una de las partes más importantes de una vivienda. Hoy en día no solo es un lugar para cocinar o comer, es el corazón de la casa, es el motor del hogar.


Desde la fanpage de Equilibrio Feng Shui en Facebook, realicé una encuesta sobre el tema que más os interesaba. Ha quedado claro vuestro interés por el tema de la salud.

Para el Feng Shui una de las zonas más importantes de una casa es la cocina ya que en ella transformamos la energía de los alimentos que acabamos consumiendo.

Para el Feng Shui la cocina es una de las zonas más importantes de la casa.


Independientemente de todas las recomendaciones Feng Shui, hay una series de  cuestiones obvias que no se pueden ignorar en la cocina ya que es donde manipulamos, almacenamos y transformamos los alimentos en nutrientes energéticos que son los que promueven nuestra salud.

Así que antes de orientaciones, elementos, armonización, etc., empezamos por los básicos que siempre se deben cumplir independientemente de cualquier estilo decorativo.

Iluminación


La iluminación debe ser una prioridad en cualquier cocina, ya sea antigua o en proyecto de reforma.

Debe tener luz natural. Para los momentos del día que hay que recurrir a la iluminación eléctrica debemos favorecer una iluminación correcta y de bajo consumo (te recomiendo este artículo que trata exclusivamente de la iluminación de la cocina).

Hay que planificar la distribución de la cocina de forma que se aproveche al máximo la luz natural.

Siempre debe haber una luz general pero también una iluminación puntual para otras actividades que se realicen en ese espacio. NO debemos dejar zonas oscuras.

La cocina debe ser un espacio de trabajo seguro. En la cocina es donde manipulamos los alimentos y, por lo tanto, la iluminación debe respetar el color natural de los mismos, así que es recomendable la luz fría.



Planificación de la distribución


Debemos planificar la distribución de la cocina de forma que se aproveche al máximo el espacio disponible. Fogones, horno, microondas, etc., deben encontrarse en la misma zona y alejados, dentro de lo posible, del fregadero, lavaplatos y frigorífico.

Ahora sí que empezamos con los temas en los que el Feng Shui puede servir como herramienta muy poderosa para diseñar tu cocina en función de su orientación. Según el Feng Shui, cada dirección/orientación tiene unas propiedades que las determinan el número Ming Gua de los habitantes de la casa, elemento propio de la vivienda, etc.

Todos estos factores son determinantes para tener una cocina según los preceptos del Feng Shui ya que la idea es:


Que nuestra cocina sea un símbolo de prosperidad, riqueza y salud.


Para los escéptic@s, en este enlace podrás ver diferentes reformas que proponen los profesionales del ramo. Hay que unir el concepto de reforma con las recomendaciones Feng Shui (en ocasiones no es nada fácil, probablemente los profesionales te cuestionarán, sobre todo los colores), pero con estos datos tendrás argumentos para mantenerte firme en tu decisión y decidir lo que más te conviene, te beneficia y, sobre todo, te haga inmensamente feliz.

Hay ocho direcciones y cada una de ellas tiene diferentes propiedades y energía/chi.


Empezamos por la dirección  en la que, según el Feng Shui,  debería estar ubicada la cocina. Esta orientación es el Este, dirección/orientación  que identificamos como el área "Salud y Familia".


La dirección/orientación Este, además de todos los datos que nos proporciona su trigrama (marcado en el mapa superior), es el elemento que a su vez nos da la información del color, utilidad, tipo de energía que prevalece (yin-yang), momento del día, estación, etc.

El color que mejor representa el elemento Madera es el verde.

La orientación Sureste, también es elemento Madera. Esta dirección está asociada a "Fortuna y prosperidad".


Dirección Sur es elemento Fuego. El color más representativo de este elemento es el morado o rojo vivo. Este área representa la "Fama y reputación".


Dirección Suroeste es elemento Tierra. El color que representa esta dirección es el negro mate o marrón oscuro. Este área representa "Relaciones y matrimonio".


La dirección Oeste, al igual que la Este, es una de las más apropiadas para la cocina ya que es una energía que invita a disfrutar de los placeres de la vida y de la creatividad. El elemento de esta dirección es el Metal y el color que mejor representa esta dirección es toda la gama de rojos, granates y rosados.



La dirección Noroeste es elemento Metal. Este área representa la zona de ayudas y viajes. El color más representativo es el gris suave o color crema.


La dirección Norte es elemento Agua y corresponde a la zona de "Carrera profesional". El color crema o beig es el mejor, sobre todo con un acabado brillante.


Dirección Noroeste es elemento Tierra. Esta dirección hace referencia al área de "Saber y cultura". El color más apropiado para esta dirección es el blanco radiante (brillante).


Por último, la zona del centro, cuyo elemento es Tierra. Los colores más apropiados, en el caso de que vuestra cocina se encuentre ahí son el amarillo o naranja.


Esto son ejemplos para facilitaros la decisión. Os recuerdo que en el canal Youtube de Equilibrio Feng Shui cada elemento tiene un tutorial explicativo donde os facilito todos los datos necesarios de cada elemento y sus direcciones.

Este blog, a lo largo de su historia, ha ido publicando diferentes reformas realizadas según los preceptos del Feng Shui en diferentes cocinas. Te pongo los enlaces para que puedas verlas, incluida la mía.



¡Que un chi saludable y armonioso os acompañe!




Enlaces:





lunes, 18 de mayo de 2020

Lo que el Feng Shui puede hacer por tí

" Perdón por mi incredulidad!!!


Nunca me gustó la casa,  ni la decoración, ni el mobiliario  y para ser sinceros,  ni estar en ella.En la infancia  y preadolescencia, es lo que había; llega la adolescencia y premadurez y anduve de prestado por  lo que no preste interés alguno  y con la madurez, la verdad, es que no aumento mi inquietud por estos temas......

Durante años he vivido en un piso, quiero decir, un techo, paredes, muebles e utensilios que hacían posible mi día a día, jamás me paré a pensar en nada más, mi estancia en el era breve, comer, dormir y poco más, seguía sin gustarme “ estar en casa “.

En un momento determinado mi vida da un giro de casi 180 grados y TENGO que pasar más tiempo en casa. No me gusta, no me siento bien, no me relaja, no...... Y una de esas tantas tardes de desánimo en mi sofá,  intentando matar las horas, y ojeando internet busco algo sobre Feng  shui que me habían comentado, buceo más en el tema y encuentro un blog “ Equilibrio Feng Shui“. La curiosidad me lleva a mirar las diferentes entradas, y sobre todo, los comentarios de la gente......

Después de varios días o semanas, no podría determinarlo, me lanzo a ponerme en contacto con Montse y explicarle, con pelos y señales, cómo me siento y el desamor que siento hacia lo que debería ser mi hogar.
Cuál agente de la CIA, Montse hace todo tipo de preguntas, en cuanto al espacio físico del piso y a mí propio  espacio físico, tanto externo como interno ( como soy, como me siento ......).

Después de varios días hablando ......llega el momento de ponernos a llevar a la práctica ese exhaustivo trabajo que ella ha realizado, y siendo sincera con algo de escepticismo, empiezo con EL CAMBIO, tanto físico del piso como el mío de pensamiento. No me enamoran los colores que ha elegido para las paredes, la tonalidad de los muebles, una mesa redonda ( que me alucino tanta precisión) para el salón, etc

Ahora, dos meses después, con casi todo acabado me siento FELIZ, me gusta cómo está quedando todo, me sorprendo a mí misma sonriendo en el sofá solamente mirando lo bien que me hace sentir mi salón.

Y lo que jamás imaginé, me apetece quedarme en casa. Potenciado mi bienestar y mi imaginación y ello me ha llevado a sentirme incluso creativa en el, he comenzado a hacer manualidades.

Hasta donde nos pueden  llevar estos cambios ¿?
Y hoy, ahora y sin ningún tipo de vergüenza y con mucho agradecimiento quiero pedir perdón por no haber creído en Montse desde el principio y agradecerle que haya conseguido ese “Equilibrio “ en mi vida.

Gracias Montse ¡!! "

He querido empezar con el email de Carmen. Explica muy bien que ha significado introducir el Feng Shui en su vida y de rebote en la vida de cualquiera (incluida la tuya).

Hay algo que dice que coincide con el primer escollo que me encuentro siempre cuando propongo colores. Aquí tengo que persuadir, argumentar muy bien el porqué de un color u otro.


En el caso de Carmen no fue demasiado difícil (la conozco desde hace muchos años) y conozco su gran afición por la ropa y complementos. Para que ella visualizara el "conjunto" de la propuesta de color (según el Feng Shui y los Elementos), además de varias imágenes mostrando el resultado que podría conseguir en su salón con la propuesta Feng Shui, le pedí lo siguiente: prepara un conjunto de ropa con los colores propuestos, incluyendo accesorios, y comentamos qué te parece.



Combinar el color marrón con el gris, blanco y complementos rojos
El sofá es marrón. Carmen tenía que ver la combinación de los colores propuestos; gris, blanco, complementos rojos y verde.





Sobre la combinación del vestuario y complementos, podemos ver la  gama de colores
Para alguien aficionad@ a la ropa es más fácil que visualice de esta forma.


En este caso particular, funcionó¡¡ Pudo apreciar que la paleta de colores combinaban bien entre sí.
Al conocer los gustos de Carmen utilice como herramienta su afición, hago lo mismo con cualquier otro concepto: cocinillas, creativos, modernos, etc.

Supongo que a todos los profesionales de cualquier ámbito le ocurre algo parecido con sus clientes (sobre todo si son amigos) pero gracias a las dudas y reticencias a un u otro color, forma o dirección propuesta en un informe, un profesional puede conseguir los efectos deseados. Pero como para todo en esta vida hay que ser sincer@.

Ser sincer@ significa definir muy bien qué es lo que queremos cambiar o mejorar en nuestra vida. Para conseguir cosas diferentes hay que hacer admitir cosas, colores y formas diferentes.

Cuando han pasado de dos a tres meses, los cambios se empiezan a notar de forma sutil o a lo grande, pero se notan.  Tengo la gran suerte de que me lo cuentan y nuestra relación de confianza dura años.

Si quieres leer más experiencias como las de Carmen, con fotos incluidas de los ambientes que han creado y que tan bien les hace sentir, entra en la web   y verás lo que dicen.

Este relato es una pequeña muestra de lo que el Feng Shui puede hacer por ti.


¡Que un chi con ganas de cambio te acompañe!´