lunes, 17 de agosto de 2020

Cómo cambiar lo que no te gusta de tu casa en 5 pasos

 

Nuestra casa es una parte de nosotros mismos, contiene nuestras cosas, recuerdos, historia.

Hemos pasado varios meses confinados en ella y nos hemos dado cuenta de lo mejor y lo peor que tiene nuestra casa.

Hay muebles, complementos o espacios que NO nos gustan nada.

¿Cómo cambiar aquello que NO nos gusta?

Lo primero que haremos, es decidir qué es lo que no nos gusta y ver como cambiarlo o mejorarlo.



Empezamos¡¡¡


Cables a la vista.

No sé a ti, pero a mí me horroriza ver los cables. Me transmiten desorden.

Hay muchas opciones para ordenar el cableado. Como siempre intento encontrar la opción más económica y accesible para cualquiera.

Opción 1.- Regletas, cajas, hay infinidad de accesorios disponibles.


Foto: Amazon
                                                                                                                                                                      
Opción 2.- Esta opción me parece muy adecuada para los que como yo no seáis muy manitas, pero sí ansiosos por ver siempre resultados.

Foto: Pinterest

Opción 3.- Buscando información e ideas. Esta que te muestro para disimular los cables me ha parecido de lo más creativa  y personal.

Foto vista en: Instagram de la revista AD

Me parece una idea de lo más original, a la par que bonita.

Otra cuestión que os disgusta a muchos en estos momentos es percibir que vuestra casa se ha quedado anticuada, clásica, viejuna...

No te desesperes, puedes hacer un cambio radical (sobre todo si tienes en casa todavía hijos que te pueden ayudar dando su opinión), sin deshacerte de esos muebles que en su momento eran ¡lo más!.

Opción 1.- En el caso de que seas atrevid@, puedes pintarlos con un color que te guste, actual. Hoy en día hay unos esmaltes al agua ecológicos que son una maravilla para esto.



Este esmalte es "verde primavera"

Puedes inspirarte en esta foto, ¿qué te parece?



Opción 2.- Si no eres etrevid@, y mucho menos te gusta pintar, hay otra opción que puede funcionar muy bien y es:

Quitar todos los complementos decorativos que tengas  y cambiarlos por complementos actuales.




Foto vista: Pinterest



Como siempre, Equilibrio Feng Shui te recomienda redecorar con plantas. Las plantas son nuestras mejores aliadas para cambiar por completo un mueble, una habitación, la atmósfera completa de cualquier lugar. Otra forma de actualizar es con las últimas fotos que has hecho.

Otro espacio al que se la tienes jurada, es el pasillo. Después de pasarte tres meses recorriéndolo, ahora te parece lo peor: largo, oscuro, estrecho.

Te doy diferentes opciones para darle un cambio:

Opción 1.- Cambiar la iluminación. Coloca una lámpara nueva en el centro del pasillo, pon unos apliques nuevos...


Opción 2.- Cambia el color de las paredes y añade alfombras para acortar.



Opción 3.-  Para que el pasillo parezca más amplio y luminoso puedes incorporar espejos.



Veo mi dormitorio "recargado" y oscuro, ¡no me gusta!

Como es lógico aquí vuelves a tener muchas y diferentes opciones.

Para que no te parezca recargado, lo primero que debes hacer, es despejar al máximo todas las superficies de la habitación, ya sean mesitas, cualquier tipo de cómoda/tocador o sillas.

Guarda y ordena ropa, "fundamental".

En las mesitas de noche, lo imprescindible.

Después de haber despejado todas las superficies ¿aún te parece el dormitorio oscuro?.

- No te queda más remedio que cambiar el color de las paredes.
- Cambiar las cortinas que tienes por unas ligeras y de color claro (blanco o beige)
- Cambiar el textil de la cama, incorporar tonos monocromáticos.
- Incluir un espejo  en la pared lateral a la ventana de forma que refleje y multiplique la luz que entra en el dormitorio (cuidado que no refleje la cama).


La imagen cumple a la perfección con todas recomendaciones para conseguir un dormitorio luminoso y actual. Colores neutros, todo ordenado, un espejo con una guirnalda para reflejar la luz de día y de noche ...

Para volver a enamorarte de tu casa recuerda mantener todas las superficies despejadas, cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa.

Estos mínimos gestos harán que veas tu casa de otra forma, volverás a sentirte a gusto en ella.

Todo volverá a fluir¡¡


¡Que un chi renovado te acompañe!